Gran Torino, el nuevo pastel de Clint Eastwood.

25 enero 2010

Recientemente he ido a ver Gran Torino, la última película de Clint Eastwood… o penúltima… o antepenúltima… ¡que alguien pare a este hombre! ¿Que qué hago yo viendo una peli con Clint de director? Pues, más o menos, lo mismo que la vez anterior viendo la del Tarantino (3€ la entrada).

Clint Easwood que se lo mira desde dentro del coche.

Gran Torino es un film que nos arrastra de forma irremediable a preguntarnos qué es lo que hay de sorprendente, de nuevo, durante el transcurso de todo el metraje, tal y como está concebido. ¿La respuesta? Que Clint Eastwood, el protagonista, se deja masacrar al final; es todo. Y el resto, 116 minutos, son sólo clichés y, en consecuencia, previsible. Gran Torino, de Clint Eastwood. Poco o nada estimulante: personajes planos, bastante caricaturizados, acompañados de una trama mono-dimensional. La escala musical, con todas sus notas, eso sí, tocada de forma ascendente por un sólo instrumento: do re mi fa sol la si do, y punto. Una idea, una, que no digo que se mala (ni buena), pero que bien podría haber sido desarrollada en un corto. Voilà! La última de Clint Eastwood, Gran Torino, es un corto de 116 minutos.

La forma Clint, no basta con las notas, siempre la forma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s