Todo cuanto producían…

19 febrero 2010

Todo cuanto producían sus campos se lo comía la familia, y los puñados de cobre que sacaba de la venta en el Mercado de Valencia desesparramábanse, sin llegar a formar nunca el montón necesario para acallar a don Salvador.

Estas angustias del tío Barret por satisfacer sus deuda sin poder conseguirlo despertaban en él cierto instinto de rebelión, hacían surgir en su rudo pensamiento vagas y confusas ideas de justicia. ¿Por qué no eran suyos los campos? Todos sus abuelos habían dejado la vida entre aquellos terrones; estaban regados con el sudor de la familia; si no fuera por ellos, por los Barret, estarían las tierras tan despobladas como la orilla del mar… y ahora venía a apretarle la argolla, a hacerle morir con sus recordatorios, aquel viejo sin entrañas que era el amo, aunque no sabía coger un azadón ni en su vida había doblado el espinazo… ¡Cristo! ¡Y cómo arreglan las cosas los hombres!…

Pero estas rebeliones eran momentáneas; volvía a él la sumisión resignada del labriego, el respeto tradicional y supersticioso para la propiedad: había que trabajar y ser honrado.

.

La Barraca, 1898

.

Anuncios

9 comentarios to “Todo cuanto producían…”

  1. Misionaria Protectiva Says:

    Mi paisano Blasco era un máquina. Captó como pocos -en mi opinión los realistas han tendido a hacer un retrato amable de las clases populares en España, tendiendo a la idealización- lo que de bueno y de malo hay en una clase que a él, como político lo respaldó hasta la violencia durante muchos años. Fue un demagogo como Lerroux, cierto. Pero también aportó señas propias como un anticlericalismo muy militante que llevó a que en Valencia lo apoyaran anarco-sindicalistas muy sinceramente. Hay una obra sobre el blasquismo magnífica, de Ramir Reig: Blasquistes i Clericals. Lo cierto es que el personaje, personalmente, me simpatiza mucho.

    Perdona el rollo. Ni siquiera me he presentado y estoy largando aquí un ladrillo. Seamos educadas ahora: Me encanta la entrada. Acabo de descubrirlo y creo que voy a bucear bastante por aquí.

    Espero que nos sigamos leyendo.

  2. poliket Says:

    Misionaria, más que perdonar, agradecer el comentario y todo lo que aporta. Eps. ¡Me apunto lo de “Blasquistes i Clericals”! He estado echando un vistazo a las reseñas y promete (igual digo una barbaridad, pero me ha picado también la curiosidad la relación que pudiera haber entre las posiciones de los blasquistas y la situación de la lengua valenciana en la actualidad).

    Merci también por el resto de comentarios.

    ¡Nos vemos de buceo! 😉

    ¡Salut!

  3. Misionaria Protectiva Says:

    Cierto, Poliket. Hay muchas claves en el furor blasquista de cómo ha evolucionada el problema lingüístico en València. E incluso sobre por qué, pase lo que pase, se sigue votando a esta chusma que gobierna allí.

    Ningún proceso viene de la nada. La situación político-lingüística valenciana no es una excepción.

    Salut!

  4. Barón de Charlús Says:

    Jo voldria ser valencià y me gusta el punto kitsch de Blasco Ibáñez, origen de la grandiosidad del IVAM y de otras creaciones. La situación actual del valenciano tiene mucho que ver con la política de buenas intenciones de Joan Lerma. La lengua no puede ser una cuestión tibia. Muy sorprendido por tu link a Ràdio Klara, romanticismo libertario puro. Me gusta tu blog, por cierto.

  5. poliket Says:

    No veo “punto kitsch” en Blasco Ibáñez ni mucho menos sé que relación tiene Ibáñez con el IVAM. ¿Buen intento?

  6. Barón de Charlús Says:

    pues es una pena que no lo veas. Sigue intentándolo.

  7. poliket Says:

    No no, el que tiene que seguir intentándolo, lo que ésto sea (y ya sea aquí o en las otras páginas donde te he leído), eres tú. ¡Ánimo!

  8. Barón de Charlús Says:

    La verdad es que me parecía interesante tu blog, una lástima que me hayas expulsado.

  9. poliket Says:

    La verdad es que no sé porqué te iba a expulsar, ni tan siquiera con qué derecho podría hacerlo. Es una lástima quedarse sin saber la “relación” que pudiera tener Blaso Ibánez con lo kitsch o el propio IVAM.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s