“Enquête” a Freud.

31 mayo 2010

Aquella mañana del 2010, tras despertarse, Freud se dirigió directo al baño. Allí se quedó su mirada, fija, interrogando al rostro que le devolvió el espejo.

¿Cuál sería el papel del psicoanálisis tras la supuesta muerte de las religiones? ¿Y si Dios no hubiera muerto nunca porque los dioses ni se crean ni se destruyen, sólo se transforman? ¿Ha sido la cacareada emancipación del hombre una simple sustitución de las viejas cadenas? ¿No habremos cambiando de creencias e ídolos para seguir, nuevos tiempos, todavía creyendo? ¿Por qué si se escribe Freud todos me pronuncian froid?

¿Con la competencia presente en cada esquina, adiestrados a leer competición en cada frase, corriendo todos paranoicos, no será el padre el que se cree (y teme) el complejo de Edipo del hijo? ¿Acaba creyendo el hijo a partir del creer, crear, con tanta fuerza del padre, y con tanta fuerza temerlo? ¿Tanto cuesta darse cuenta de que el deseo, en lugar de ser producido por una carencia, es producción y producción de realidad en sí mismo? ¿Serán los hombres incapaces de desear por sí solos una vez crean tener todas las carencias satisfechas, gracias a esa idea platónica impuesta, cristiana, del deseo como mera envidia?

¿Deja de ser un hombre, un yo, todo aquel que no tiene deseos propios? ¿No estarán todos queriendo ser Freud, adaptándose, modificándose, haciendo suyos mis freudianos deseos? ¿Es el inconsciente de cada uno el texto que yo, Freud, he dejado escrito en todos? ¿Hasta cuándo? ¿Será la omnipresencia del inconsciente el mejor campo labrado para la siembra de un cambio aun más fructífero, si cabe, entre las condiciones de productores y consumidos consumidores?, se preguntaba Freud ante su legañosa cara.

¿QUÉ SON LOS INSTINTOS?

¿Existen los instintos y por extensión esa verdadera naturaleza nuestra de la que, al parecer, no seríamos dueños? ¿Es el instinto simplemente una explicación última para dar sentido a todo aquello que no sabemos o conocemos todavía? ¿Y si antes de ayer esa causa última era Dios, lo es hoy es el instinto? ¿Saca la física dos cabezas de ventaja a la biología porque, de momento, nunca ha recurrido al instinto que todo lo explica? ¿Devorarán en algún momento los agujeros negros todo cuanto les rodea por mero instinto? ¿Qué pasará el día que no sea yo, sino Darwin, el de los ronquidos, el que pase por delante de este espejo? ¿Le sacará media cabeza la economía a la biología en un futuro reconociendo, ella también, que la competencia en todas partes, adorada y subida a los altares, es sólo ideología? ¿Es el instinto la explicación última de los conformistas y vivimos en una sociedad conformista ad infinitum? ¿Es así porque ya les va, nos va bien? ¿O porque no tenemos más luces?

¿En cuántas ocasiones, en el día a día, sirve el instinto como coartada perfecta para no preguntarse por lo que deseo? ¿Qué papel juegan los instintos en la biopolítica? ¿Por qué las plantas y los hongos no tienen instinto? ¿Es el instinto la evolución normal del alma una vez que ésta ya ha sido cocinada especialmente para nuestro hoy en día? ¿Se puede trabajar el instinto como antes se cultivaba el alma? ¿O toda cocción, represión, tiene connotaciones, caca, eso no se toca, negativas? ¿Somos reducibles a instintos? ¿Sacará el marketing, las técnicas publicitarias, las estructuras reinantes y el resto de personas tajada de ello si, siempre inmaduros, el instinto nos sirve para no responder de y por nuestros deseos?, el el padre del psicoanálisis empezaba a bostezar impávido ante sí mismo.

Si al menos fuésemos dueños de nuestros sueños…

.

Y así, sin ni tan siquiera haber abierto el grifo, Freud se volvió a la cama, a dormir de nuevo.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s