La lección de anatomía.

28 junio 2010

Tradicionalmente se ha dicho que la medicina y la biología eran, en sus fundamentos, en sus gestos, ciencias antagónicas: ante el hongo que te sale en la frente, la primera movilizaría recursos para destriparlo mientras que la segunda, con tal de estudiarlo y describirlo, pondría todo su empeño en la conservación del mismo. Pero, ante ese cuadro, ¿qué importancia tienen las diferencias secundarias, basadas en matices, cuando una pretende curar al homosexual y la otra dice que el homosexual es digno de estudio?

Entre los temas pictóricos, uno de los que antaño gozó de cierta relevancia, de aparición frecuente, fue el de la Anunciación. En ella se solía representar a la virgen María junto al arcángel San Gabriel, presentándose éste ante ella y anunciándole su inminente maternidad, sin pecado concebida. Personalmente, el cuadro de dicha temática que más me gusta, y por el que me siento más atraído, es La lección de anatomía, de Rembrandt (1632) :

Lección de anatomía (Rembrandt)

...

En él se ve al profesor Tulp aguantando parte de la musculatura del brazo con unas pinzas. El grupo de alumnos, expectantes, aprende así, a través de la disección, la verdadera naturaleza del hombre. La mitad superior de la cabeza del muerto, incluyendo los ojos, aparece velada por la sombra de los que miran. El observado, muerto, inerte, desnudo, es representado completamente blanco, y rígido… casi de cera. Invitado de honor, ajeno, eso sí, a todo lo que a su alrededor acontece; que no es poco.

En el s.XVII las disecciones públicas estaban a la orden del día, teniendo lugar en verdaderos teatros y siendo vividas como auténticos acontecimientos sociales.

LA LECCIÓN …

Profesor mediante, esas disecciones nos anunciaban la llegada de un nuevo hombre (y, con él, su mundo). Es el hombre tumbado, el que yace. Su verdadera naturaleza se descubre a golpe de bisturí. Él no tiene ni voz ni voto. La subjetividad es poco fiable en un mundo físico, mecánico, como para que él pueda decirnos nada firme, cierto, de lo que es él mismo.

La universalización salta al estrado. El sujeto, tendido, se convierte en objeto; y si hasta hace poco sólo la moral había osado, todo conocimiento, toda norma, osa ahora adentrarse. Expropiación. Corte a corte, hurgando, se abstrae así lo que no nos es común a todos: la individualidad… lo único que, apurando, pertenece al individuo propiamente.

El sujeto deja de serlo al someterse a la norma (biológica, médica o de cualquiera de los sabores).

DE ANATOMÍA …

Así, los expectantes alumnos, aventajados, dejan la cueva para vivir en el mundo de las normas, las imágenes… las ideas. Donde la teoría precede a la práctica; por aberrante que esto sea. Donde la práctica, interpretación bien clasificada y controlada (la seguridad es lo primero), es mera repetición pre-visora, ensayo del día de la verdad, de la puesta de largo, de ese supuesto momento verdadero que a lo mejor, en algún momento, quién sabe, vivimos. Representación, tan sólo.

En definitiva, un mundo mecánico de conocimientos fragmentados, especializados y parciales que se revela a partir del corte y la disección. Un mundo de imágenes y productor de imágenes al mismo tiempo en el que es obligatorio librar toda batalla antes de llevar a cabo acción alguna.

Y que nadie me acuse de agorero anunciador; que ahí está Rembrandt :

.

Lección de anatomía (Rembrandt)

"La lección de anatomía", de Rembrandt.

.

Algún día se señalarán con el dedo  los procesos causantes de la inacción, del apollardamiento general, producción de producción alienante. Falsa consciencia… y la ciencia, de Marx, determinista, como producto de su propia historia, burguesa, no quedará impune.

.

.

Bonus Track:

Anuncios

8 comentarios to “La lección de anatomía.”

  1. nadie os salvará Says:

    Como diría Marx…es ud. un sentimental, señor poliket…

    “los filósofos no han hecho sino contemplar el mundo, y se trata de cambiarlo”

    Sus críticas se las merece, más bien, Newton, Laplace…o San Karl Popper del liberal socorro.

  2. poliket Says:

    No conozco ninguna forma de mirar que, en mayor o menor medida, no “cambie”, no cree mundo.

    Jejeje… sobre San Karl Popper del liberal socorro ( 🙂 ), no puedo negar que me siento atraído por su forma de mirar, al menos cuando lo hace por el rabillo epistemológico del ojo. Mirada, por cierto, que no diré que ha cambiado el mundo para una gran mayoría (la omnipresencia de Darwin como muestra), pero si para muchos.

    En la línea del artículo de más arriba (y ya que menta a Popper), éste afirma que toda mirada está condicionada por una teoría y, por lo tanto, no es la teoría la que se desprende de los hechos, de lo observado, sino más bien lo contrario: son los hechos los que siempre se desprenden de una teoría que precede a los mismos; adiós al positivismo científico. ¿No me dirá que no es bonito? 😉

  3. Dani Says:

    Inspirador texto. Me gustó. Y me entusiasmó eso de poner dos veces la imagen del cuadro; y el bonus track ya no digamos… (ya sabes que me pirran los pequeños detalles).

    Aquí dejo una dirección, de una foto que siempre me ha recordado a la lección de anatomia de Rembrandt:

    Por cierto, la milimetración del objetivo del poder, nos dio alas, no nos las quitó, no?

  4. poliket Says:

    Joder, Dani, que bien vista la foto!

    ¿Calendarios, relojes y horarios de trabajo han conseguido que nos apropiemos del tiempo? Sobre la milimetración en general y las alas que nos haya podido dar, a mi, personalmente, creo que lo que más me molesta del Sistema Métrico Internacional, más que el “métrico”, es el “internacional”.

  5. nadie os salvara Says:

    La ciencia burguesa cumplió su cometido HISTÓRICO, en forma análoga a la revolución burguesa; ésta nos libró del feudalismo, y aquélla nos libró de Dios: En Newton no hay “causas últimas”, para Laplace “Dios es una hipótesis necesaria”. Había que llegar a Marx, que era antipositivista en realidad, para que supiéramos que, en realidad, ese templo impoluto, virginal, desinteresado e ideal llamado “ciencia”, o estado cultural positivo, en realidad era también era un producto social, y como tal, dependiente al fin de las circunstacias históricas, políticas y económicas que lo engendra.
    Y esto se comprueba, sobre todo, en qué cosas estudia la ciencia y qué cosas aparca: las ciencias puras son producto de la revolución industrial, que las necesitaba como agua de Mayo, y por lo tanto reinan indisputadas…en cambio, las teorías sociales, como el marxismo y el psicoanálisis, son relegadas a los infiernos de la “especulación”, junto a la astrología o la quiromancia…

    …y esto es lo que acaba concluyendo Popper, el liberal, tras volúmenes y volúmenes de epistemología. De ahí la unanimidad actual sobre su importancia filosófica. El que paga, manda, por supuesto.

    Se podría hablar largo y tendido sobre el tema, señor poliket, pero yo desconfiaría mucho, mucho de un individuo como Popper, al que apadrina ni más ni menos que un Hayek, para la consecución de su plaza de profesor de filosofía en la London School of Economics…sé que esto que escribo constituye un ad hominem totalmente inaceptable, pero ya llevo un tocho bastante poco estricto, y mucho menos concluyente,jejeje.

  6. poliket Says:

    Jeje… si de apadrinar se trata, yo más que mirar quién lo ha apadrinado para conseguir una silla determinada en un determinado momento (desconozco “las circunstacias históricas, políticas y económicas”), me fijo en qué miradas son “apadrinadas” por la suya.

    Y ahí, entre otros, aparece el loco del Jack Nicholson del resplandor, de apellido Feyerabend, que reconozco que sólo lo he podido leer de refilón (¡no veas cómo cuestan de encontrar, en las librerías físicas, sus casi proscritos libros!) pero por el que me siento también bastante atraído.

  7. nadie os salvará Says:

    Bueno, lamento ponerme pesado, pero he descubierto una errata: “Dios es una hipótesis INNECESARIA”, quise escribir.

    Confieso que a Feyerabend sólamente me “suena” como “lógico”… erróneamente, al parecer. Lo citan en algunas antologías, pero nada más. Gracias por el apunte, veremos si encuentro algo suyo. Debería repasar al mimo Popper, esa es la verdad.

    De todas formas, son muchísimos los “olvidados” por la “ciencia”, muchos más de lo que el público, incluso el público interesado, sospecha. Ni siquiera hace falta salirse del “mainstream” científico para constatar curiosísimos olvidos por parte de la tan neutral, tan aséptica comunidad científica:

    http://www.analitica.com/bitblio/einstein/socialismo.asp

    “…Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males: el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales. En una economía así, los medios de producción son poseídos por la sociedad y utilizados de una forma planificada. Una economía planificada que ajuste la producción a las necesidades de la comunidad, distribuiría el trabajo a realizar entre todos los capacitados para trabajar y garantizaría un sustento a cada hombre, mujer, y niño. La educación del individuo, además de promover sus propias capacidades naturales, procuraría desarrollar en él un sentido de la responsabilidad para sus compañeros-hombres en lugar de la glorificación del poder y del éxito que se da en nuestra sociedad actual…”

    Einstein, ni más ni menos, al que ahora muchos quieren vendernos como sionista…en fin.


  8. Como parto del principio de que ser un ignorante convicto y confeso, no impide abordar una conversación sensata, Se me ocurre plantear que las nuevas aportaciones de Margullis, afectan a la esencia misma del darwinismo y con ello a todas las ideas que lo toman como verdad científica.
    Como todo el mundo sabe Margullis demuestra, al menos a nivel celular, la importancia de la simbiosis como generadora de evolución y novedad biológica. En definitiva la capacidad autorreguladora de la naturaleza, tiene mucho que ver con la generación de comunidades biológicas en entramados simbióticos y coevolutivos. Esto nos lleva a sistemas realimentados, donde el azar resulta modulado por la colaboración y la competencia, siendo la colaboración la encargada de generar novedad y la competencia mejorar la eficiencia.
    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s