Qué somos.

16 agosto 2010

La identidad. Un ensayo sobre el tránsito identitario por las tres etapas. Nosotros, como corriente alterna desfasada en un tercio del periodo de la reciente corriente identitaria, y a un tercio de la que espera agazapada. Tríptico panfletario sobre la insurrección que se avecina.

ERA 1ª: LA ERA DEL ADJETIVO

Durante muchos años, la Tierra permaneció cubierta por enormes adjetivos. Aprovechando la ausencia de grandes movimientos orogénicos, en una parte importante del mundo (que para algo era el primero) medró una forma de ser basada en el calificativo. Había que mirarse y definirse; y ser modelo. Fueron tiempos prolíficos de normas y banderas. De manicomios y CIE’s; donde se aislaban a personas por lo que eran y no por lo que hacían. Nació la identidad; consciencia inducida. Mero giro en el campo magnético de una dinamo o alternador, generador de corriente a partir de la rotación misma. Vacío.

El aparente estatismo en el que el yo es un adjetivo y el adjetivo se carga de sentido sólo a partir de lo que con él hemos definido, viciosa tautología, no nos privó de avances evolutivos. Así, despistados, llegamos a la cúspide, al súmmum, del I am what I am, y calzo Reebok.

Ni había futuro, ni había salida. Ni hubo meteorito que acabara con la extrema normalidad, establecida. Y, sin embargo, los grandes adjetivos se extinguían. Fue puro agotamiento del circuito cerrado. Ya viejo, cansado, cansino, el ser cerró los ojos mientras miraba, y sólo miraba, por la reflectaria ventanilla. Y un nuevo ser ocupó su lugar. Dios vio que estaba bien. Hubo una noche y una mañana, y nació la segunda de las eras.

ERA 2ª: LA ERA DEL VERBO

Reencarnado en acto, olvidado ya al adjetivo, el ser se convirtió en verbo. Era un ser basado en el haber/tener, en la acción y en la acción pretérita. Responsable, adulto, más allá de toda afiliación, pertenencia, yo soy lo que hago… y lo que hago me pertenece; soy dueño. El ser, ahora sí, costaba esfuerzo. El trabajo (terapia del alma), politeísmo de la diversidad de acciones, abrió las puertas a un ilimitado cielo. Multiplicidad aparente de verbos, de seres. Posibilidades infinitas… y, sin embargo, no menos especulares que las de tiempos pretéritos.

Presos de una falsa abundancia, ciegos, sin apenas ver que no hay más verbo que el to have y to be, estados finales de un primogénito to get, capitalismo, meramente acumulativo. Coleccionismo y coleccionismo de experiencias. Al ser vacío de la primera era se le sumó todo aquello que podíamos tocar: I have a car, I have a wife, I have two children. Objetos. ¿Y el resto de verbos? Complementos circunstanciales de modo. Espectros. Si I throw it away la acción, el acto (el ser, el verbo) no es otro que el it ya no está (to be) conmigo; ya no (to have) lo tengo. Como si el throw no hiciese referencia sólo al cómo. Y como el throw el resto.

Verbos. Parque temático del modo. Pose. Prótesis de un ser amputado. Atareado. Movimiento entretenido lejos de todo ser que sea cierto. Y una voz metálica que nos anuncia, tras el esfuerzo, que la transacción ha tenido éxito: – su vida, gracias.

L' insurrection qui vient

"L' insurrection qui vient".

En estos momentos, él corre sobre una cinta, en su gimnasio, frente al espejo. Ella mira por el retrovisor mientras vuelve del trabajo al volante de su Smart. ¿Se acabarán conociendo?

LA INSURRECCIÓN QUE SE AVECINA. LA 3ª ERA.

Si en el ser adjetivo sólo cabe un ser que no es, vacío, y más allá de la tautología, en el supuesto movimiento del verbo, se puede ser, sólo (solo), a condición de ser falso, postura, no cierto, ¿¿qué es lo que semos??

Son legión. De entre los muertos, insurrectos, los que se empiezan a levantar en armas. Nuevos seres con los puños repletos. Una dirección; un (dis)curso nuevo. Voces que gritan y afirman que somos, sólo somos, relaciones. Relaciones con el pasado y el futuro; los deseos. Relaciones en las tres esferas, de lo público, lo privado y lo íntimo. Con personas y animales. Con objetos; abstracciones y conceptos. Relaciones. Una nueva era, sí. Sin adjetivos ni verbos. Vivir, ser, en las PREPOSICIONES. Sólo eso.

Ya no hay lugar para titubeos.

.

Anuncios

5 comentarios to “Qué somos.”

  1. Dani Says:

    Ey! Cuanto tiempo sin publicación!
    Pero valió la pena. Un texto impresionante.

    Tanto tiempo pasó, que hasta construimos un blog donde ir publicando lo que también publicamos en el myspace; aquí te dejo el enlace, por si te apetece pasarte:

    http://colectivojuandemadre.blogspot.com/

  2. poliket Says:

    Gracias Dani! Me alegro del nacimiento de ese pedazo blog (más allá de un myspace que tiene demasiado de “my” y no acepta comentarios del otro lado). !Y ya te digo si me apetece pasarme! 🙂

    Y sí, en el texto de hoy se me olvidó poner un post scriptum que rezara, más o menos, tal que así: “este blog, del que no soy dueño ni es representativo, es tan sólo una manera de relacionarse (en múltiples direcciones y sentidos); disculpen los periodos de latencia”.

    Por cierto, más allá del teclado, yo ando ya, también, de vuelta por Barcelona. !Nos vemos!

  3. Emocionado Says:

    Qué chulo el post! Además de lo puramente estético, hace reflexionar sobre la historia del mundo [occidental] y sobre mi historia personal. Bonito el final, lleno de esperanza y energía. El mundo está en nuestra cabeza… cambiémoslo!

  4. poliket Says:

    Me mola que te mole! 🙂 A ver si me acabo decidiendo, pillo un tren y bajo para allí este finde, pa’ veros. Salud!

  5. tipogris Says:

    buena reflexión. y buena progresión: adjetivos, verbos, y cuando esperábamos al sustantivo… toma relación!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s