“Being back”.

9 noviembre 2010

Dos veces. Dos. Dos movimientos en falso. Dos movimientos clave. Quemaron el caballo. Nos comieron la torre. ¿Cómo no seguir el guión del que tienes en frente?

Capablanca es, sin asomo de duda, el jugador de ajedrez más grande de todos los tiempos. Gran desconocedor de la teoría, poco propenso a estudiar a sus rivales, afirmaba que jamás había trabajado el ajedrez… más que cuando estaba jugando.

CINCO MIL PERSONAS, NO EXAGERO

En los días previos, y con tal de ofrecer un espacio político, de lucha, de encuentro, a todos aquellos que no se sienten representados por la verticalidad de sindicatos (comparsa) y partidos (comparsa de los más ricos, de los mercados), se liberó la antigua sede del Banco Español de Crédito.

Cinco mil personas estábamos presente en el piquete unitario de Plaza Catalunya el 29-S.

Con la iniciativa siempre de su lado, jugador de ataque, Capablanca acostumbraba a proteger su flanco con lo mínimo… y a atacar el flanco contrario con todo. Artista en poner a prueba los puntos débiles del oponente, certera mirada, Capablanca afirmaba que mientras el resto se preguntan qué puede suceder, hacen ensayos, yo lo sé.

No nos dejaron bajar por Las Ramblas. Nos lo impidió un sobre-poblado cordón policial. Subimos por Pelayo. Plaza Universidad. Y rondas. Cinco mil personas y sólo dos furgonas barrando el paso. Empezaron los enfrentamientos. Y delante del cordón policial, ¡delante! y no detrás, un coche de la urbana subido en la cera, vacío… listo para ser quemado.

EL ÚNICO PEZ QUE SE DEJA ARRASTRAR POR LA CORRIENTE DEL RÍO… ES EL PEZ MUERTO

A pesar de su fama de jugador sorprendente, el juego de Capablanca siempre fue sencillo. Al acabar la partida, la espectacularidad de sus movimientos y aparentes “sacricificios” quedaba diluida, siempre, en la lógica más aplastante. Decía que las dos únicas armas, dos, del que vence son… imaginación y lógica.

No fue hasta que la policía huía que empezó a arder el coche. Su partida había empezado. Entraron furgonas a quemaropa, disparando indiscriminadamente. Ancianos y niños. Y algunos volvimos al espacio liberado. La radio por megafonía retransmitiendo lo que pasaba. Ignorándola todos, hasta que llegó la llamada: –“¡un saludo a los de delante del banco liberado! … por cierto, en Las Ramblas ya no hay cordón policial…”. Para allá vamos.

¿Y ahora? Sin orden judicial, ahí lo tienen, ya cocinado. Ahora ya sólo queda el espectáculo. Nos quemaron el caballo y nos comieron la torre. ¿Cómo no seguir el guión del que tienes en frente?

.

Capablanca sigue jugando con nosotros y miente. No hay lógica; y nunca la hubo. No existe. Ésta nace en cada uno de los movimientos… en los ojos del que mira, de la imaginación del que mueve.

Jugando, cuánto se aprende. ¡Nos vemos en la siguiente!                  (donde algunos seremos, seguro, un poco más sabios).

.

Anuncios

4 comentarios to ““Being back”.”

  1. Dani Says:

    Un genio, por lo que dices, el Capablanca ese…
    “Ancianos y niños” (y mujeres) como si ellos tuvieran más derecho a no hundirse con el barco, a no ser golpeados…jaja

    PD: Vaya currada la página web!

  2. poliket Says:

    Vaya vaya con los niños y ancianos… y es que a la que dramatizamos un poco se nos va la mano. Salvarse del hundimiento del barco no, pero que no los golpee la poli con sus balonazos sí, ¿no? Malditos antisistema…

    Capablanca el puto amo. Y la pàgina me ha dado su trabajo. A ver el uso que le damos ahora, si acabaremos o no inmolándonos. Crucemos los dedos.

    Un saludo!


  3. Hola, en el acto de ATTAC de hoy ha habido un grupo de trabajadores de la sección sindical de CNT en la Universidad Complutense que han desplegado una pancarta denunciando:

    – el Plan de Reequilibrio de la UCM (hacer pagar a los trabajadores la crisis del capitalismo).
    – el no reconocimiento de la relación laboral con los becarios de la UCM.

    http://ensemad.cnt.es/content/view/322/63/

    http://ensemad.cnt.es/content/view/323/19/


  4. Perdón, aclaro para los que no lo sepan… Berzosa, invitado al acto como ponente es rector de la UCM. ¿Cómo enfrenta él la dictadura de los mercados? Haciéndosela pagar a sus trabajadores. Ha sido vergonzosa la actitud del público y de los ponentes, llamando “fascistas” y “provocadores” a unos trabajadores que sólo están reivindicando sus derechos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s