Busca las diferencias: ¿control o hegemonía?

19 diciembre 2010

Ejercicio práctico. Obviedades:

¿Qué diferencia hay entre una sociedad de productores y otra de consumidores?

AL PRODUCTOR SE LE SOMETE

… al consumidor se le seduce. La tecnología que se le aplica al primero es la de la carencia, presentando el objeto del deseo a largo plazo. Lo que se obtiene de el individuo es el esfuerzo. La escuela, el instituto, la universidad y el doctorado.

Frente a la carencia de la primera, la tecnología a aplicar en la segunda es la de la abundancia. Abundancia de placeres, sobretodo, que aparecen antes incluso que el deseo.

¿La diferencia entonces? La totalidad como meta, motor, algún día alcanzable. O la totalidad a la vuelta de la esquina, en tu iPhone. En la primera de las sociedades hay imposiciones y límites, y estos son la razón de ser de la misma. En la segunda no hay límites, ni reglas… pinta guapo.

"Duelo a garrotazos" de Goya.

"Duelo a garrotazos" o "La riña", de Francisco de Goya.

.

¿CONTROL O HEGEMONÍA?

En el deseo y la carencia la figura que nos sale del barro es la del currante. Disciplina y sometimiento al interiorizar que te están, PapaNöel, los Reyes, los buenos o los malos, controlando. El amo en el tajo y las AMAS de casa en lo familiar, con padres e hijos… y así en todos lados. Dispositivos disciplinarios. Verticalidad y jerarquía. ¿Pero qué se obtiene con ese mismo sustrato cuando la tecnología empleada ya no es el deseo y la carencia si no esas cortas, pero supuestamente intensas, experiencias de placer que están por todas partes?

Simulacro, apariencia, espectáculo. Un sujeto que deja de serlo (objetivizado) al estar atravesado por la hegemonía de la abundancia. La inconmensurable oferta del consumir que ya lo ha consumido a él antes. Vidrieras, escaparates, museos, disecciones y exposiciones universales. Una descripción que, por incompleta, no me satisface: más quiero. Es la pose del que mira, ve. Del que deja de percibir a través de experiencias corpóreas (incluso cuando lo hace). Cristales que se convierten en espejos. Pantallas, modelos y fotografías. Paseos por los pasillos del metro mirando los carteles, intentando verse en ellos sin ver que sólo se es alguien que mira. Imágenes en todos los sitios.

.

¿Hegemonía? El control deja de existir, de ser necesario. Por mucho que lo hayamos gritado/temido, Facebook no es tanto la perdida de privacidad propia como el poder, poder, de ver lo que hacen los demás. Simulacros y, a la vez, consumidores siempre de simulacros ajenos. En la cárcel unos pocos vigilantes controlan a muchos. Hoy son muchos los que miran a muy pocos. Bodas, más o menos numerosas, pero siempre con invitados.

.

¿Control o hegemonía?

¿DÓNDE DEMONIOS ESTAMOS?

… ¿a qué nos enfrentemos? ¿y cómo le hacemos frente con canciones acordes a?

.

Anuncios

Una respuesta to “Busca las diferencias: ¿control o hegemonía?”

  1. Dani Says:

    Yo lo combatiría así:
    “La vida es una tómbola, tom-tom-tómbola, de luz y de coloooooor. ¡Tómbola!”.

    [Perdonen la aparente frivolidad; prometo que solo es aparente, simulada. Que mi propuesta va en serio]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s