Archive for the 'Personas' Category

Carta a una fotografía.

29 noviembre 2010

Te escribo con premura. Ha pasado mucho tiempo. No sé ni dónde estás ni a quién me dirijo ya. La urgencia de las pequeñas tareas se adueñó de mi vida. Aun así, poniendo orden, vino a mi esta fotografía.

Leer el resto de esta entrada »

Qué somos.

16 agosto 2010

La identidad. Un ensayo sobre el tránsito identitario por las tres etapas. Nosotros, como corriente alterna desfasada en un tercio del periodo de la reciente corriente identitaria, y a un tercio de la que espera agazapada. Tríptico panfletario sobre la insurrección que se avecina.

Leer el resto de esta entrada »

La metamorfosis de uno.

26 mayo 2010

Tras cierto tiempo sin hacerlo, anoche miré la tele de nuevo. No sabía que estaban echando pero, aun así, me quedé un buen rato delante de la imagen. Al levantarme para ir al baño, sentí algo raro. Mientras me lavaba las manos, frente al espejo, reflexioné sobre lo que creí haber visto. ¿Era posible que el protagonista me hubiera seguido con la mirada mientras atravesaba el living?

Leer el resto de esta entrada »

Por el metro de París.

1 mayo 2010

En mi exilio, tras una temporada en una pequeña localidad del centro de Francia, llegue a París… y allí, a la reconfortante ebullición de su metro.

Rostros de todos los colores, rasgos de cualquier puesto, circunscritos en sombreros y bufandas, en yihabs, turbantes, rastas o trenzas. Todos tan diferentes, en su propio mundo, y todos de forma ordenada, apresurados, caminando vertiginosamente… Y yo entre ellos.

Leer el resto de esta entrada »

¿Te imaginas?

28 marzo 2010

¿Te imaginas? … un mundo en el que el símbolo ya no es símbolo, se ha deshecho del falso corset con el que pretendieron marcar sus formas. Donde el símbolo ya no es lo proyectado sino que es, como siempre fue, la máquina que proyecta. Qué vas a interpretar tú, pobre infeliz, sin símbolo-signo al que asirte. ¿Qué? Qué vas a interpretar cuando tu decorada cajita se haga añicos y caiga, y caiga y se haga añicos. Cuando ya no puedas meter, encerrar y encerrarte más en ella.

Ingrata; en lugar de reírte, llorarás.

Leer el resto de esta entrada »